Todos los artículos en General

Avances en el tratamiento de las lesiones de los meniscos

Avances en el tratamiento de las lesiones de los meniscos

El pasado 23 de noviembre la doctora Martínez Galarreta participó en el curso teórico-practico de Actualizaciones en la cirugía de menisco organizado por SUMISAN Academy e  impartido en la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco en Leioa (Vizcaya) bajo la dirección del Dr. Silvio Villaescusa, Jefe de la Unidad de Miembro Inferior del Hospital Fraternidad Habana de Madrid.

Tras una exposición  de las lesiones ocultas del menisco interno («rampa meniscal») y de la raíz meniscal, los participantes realizaron un taller de cirugía de implante de colágeno sobre rodillas de cadáver.

El implante de menisco de colágeno (CMI®) es un implante biológico y completamente absorbible hecho de 
colágeno altamente purificado con una estructura porosa.
Se implanta mediante artroscopia para llenar el vacío que resulta del tejido meniscal dañado y hace uso de la 
propia capacidad de curación del cuerpo.
La matriz porosa del implante sirve inicialmente como una guía para la migración de las células del propio cuerpo
y se absorbe completamente después. Más de 16 años de experiencia clínica han demostrado que este es un procedimiento
 establecido para el tratamiento del menisco. Un defecto lleno de tejido nuevo reduce potencialmente el riesgo de 
artrosis y produce resultados clínicos sobresalientes, lo que mejora la calidad de vida y la resistencia física 
de los pacientes.
Más

Evidencia científica y honradez profesional

Evidencia científica y honradez profesional

Evidencia científica y honradez profesional: la MBD

Durante siglos los médicos practicaron una medicina basada en su experiencia (MBE). En aquellos tiempos la Medicina era más arte que ciencia, aunque la jurisprudencia actual todavía utiliza el término lex artispara definir un ejercicio de la práctica médico que “Comporta no sólo el cumplimiento formal y protocolario de las técnicas previstas, aceptadas generalmente por la ciencia médica y adecuadas a una buena praxis, sino la aplicación de tales técnicas con el cuidado y precisión exigible de acuerdo con las circunstancias y los riesgos inherentes a cada intervención según su naturaleza.” (Sentencia de Tribunal Supremo español de 23 de mayo de 2006).

Eran tiempos en los que el médico ejercía su profesión de manera individual y a la cabecera de sus enfermos. No había hospitales donde compartir experiencias ni sociedades científicas o publicaciones médicas de alcance como medios de difusión del conocimiento. Como los heroicos sheriffs de las películas del Oeste, el médico estaba «solo ante el peligro».

En la primera mitad del siglo XX la medicina avanzó más en el conocimiento de las enfermedades y en sus tratamientos que en los veinte siglos anteriores. El extraordinario progreso de nuevos fármacos, medios diagnósticos, técnicas quirúrgicas y anestésicas y estrategias preventiva proporcionó a los habitantes del mundo desarrollado unos niveles de salud. Médicos y sociedad llegaron a creer que la medicina no tenía límites y en medio de aquel vertiginoso progreso se cometieron abusos y desatinos dentro de lo que podríamos denominar Medicina Basada en la Ocurrencia (MBO).

A principios de los 70 surgió un movimiento que propugnaba la optimización de la toma de decisiones en la práctica médica basadas en pruebas realizadas con arreglo al método científico, es decir, en investigaciones correctamente diseñadas, realizadas y evaluadas. Este nuevo enfoque de la atención médica se denomina en nuestro país Medicina Basada en la Evidencia (MBE) por una mala traducción del término inglés evidence, que significa prueba. En las décadas siguientes la MBE acabó convirtiéndose en una especie de religión médica cuyos preceptos venían dictados por las conclusiones de estudios científicos cuyo nivel de «evidencia» oscila entre el máximo del metaanálisis y el mínimo de la comunicación personal. Dichas conclusiones se aceptaban como mandamientos de obligado cumplimiento, quienes se apartaran de ellas eran considerados herejes y hasta la justicia le hizo el juego absolviendo barrabasadas médicas siempre que se hubieran ajustado a «la mejor evidencia disponible en ese momento».

Pero sucede que los ensayos clínicos o las revisiones retrospectivas de resultados no es un trabajo de espíritus puros animados por un afán benefactor de la Humanidad, sino de personas que en demasiadas ocasiones, ocultas bajo un disfraz pseudocientífico, actúan movidos por intereses espurios y menos filantrópicos como, por ejemplo, el económico.

Llegados a este punto de este artículo, se recomienda leer el post de esta página titulado «La medicalización de la sociedad». Uno de los autores mencionados en este trabajo, Jörg Blech, desveló en su impactante ensayo Los inventores de enfermedades y en su no menos demoledora secuela, La medicina enferma, el fabuloso negocio que las grandes empresas farmacéuticas obtienen con la venta de medicamentos destinados a combatir las enfermedades que ellas mismas contribuyen a crear y propagar con la inestimable colaboración de investigadores sesgados, catedráticos mercenarios, políticos demagogos, médicos sucumbidos y suplementos dominicales. Entre estas falsas enfermedades destacan dos: la “tensión” y el “colesterol” (elevados, se entiende). El proceso de elaboración de estas y otras pandemias de diseño comercial es calcado: gigantes de la investigación y fabricación de fármacos (los Big Pharma) patrocinan ensayos clínicos y reuniones internacionales de autoridades científicas y sanitarias de las que surge por consenso una cifra arbitraria a partir de la cual se considera anómalo un parámetro corporal. Ejemplo: un análisis del colesterol sanguíneo en 100000 alemanes sanos arrojó en la mitad de ellos un cifra superior a los 250 miligramos por decilitro. No obstante, un encuentro de “expertos” patrocinado por un lobby de intereses privados estableció arbitrariamente en 200 el límite tolerable a partir del cual el individuo, ya transmutado en paciente, presentaba riesgo de enfermedad cardiovascular, lo que convirtió de golpe a cientos de miles de personas sanas en enfermas. Es decir, en consumidores de por vida de las caras pastillas que mantienen a raya el colesterol bajo el nivel de “normalidad” fijado por los campeones de sus poderosos fabricantes.

El ejemplo ilustra a la perfección el consumismo de salud que se ha apoderado de nuestra sociedad, espoleado por una de las industrias más poderosas del planeta, la farmacológica. Para ahondar en este importante tema resulta imprescindible la lectura de «Medicamentos que matan y crinen organizado», un libro subtitulado «Cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud» (Los libros del lince, 2014), de Peter C. Gøtzshe, cofundador de The Cochrane Collaborationy catedrático de Diseño y Análisis de Investigaciones Clínicas en la Universidad de Copenhague.

Viene todo esto a cuento de una tremenda realidad instalada en la comunidad «científica» biomédica: la corrupción imperante en muchas investigaciones cuyos resultados favorecen a la industria que directa o indirectamente retribuye a los investigadores, en metálico o en especias. Hoy en día, lamentablemente, la mayoría de las conclusiones de trabajos de investigación clínica o de laboratorio que se ofrecen en congresos, jornadas, simposios y otros saraos médicos, o se publican en la abundante literatura biomédica (amplificada muchas veces por la prensa generalista) son falsas.

Por este motivo, remitirse a la supuesta evidencia científica arrojada por estas investigaciones o publicaciones para justificar determinada práctica carece de fundamento y, paradójicamente, puede ser contraria a los principios de la Bioética, una ciencia relativamente moderna pero basada en axiomas tan clásicos como el primum non nocere(«en primer lugar no causar daño»), al que cabría añadir: et secundum non decipere(«y en segundo no engañar»). Y, ante la desconfianza que pueda generar una literatura médica sospechosa a la hora de indicar un tratamiento, es hora de reivindicar aquel móvil antiguo pero infalible de la práctica médica: la experiencia.

En los últimos años hemos conocido medicinas basadas en la autosuficiencia, creencia, eminencia, gerencia, ignorancia, incompetencia, ocurrencia, negligencia, obediencia, prepotencia, susbsistencia y, desde luego, en la evidencia. El paso de las modas en gestión sanitaria está reivindicando de nuevo la experiencia personal como pauta válida de actuación profesional dentro de la más insobornable honradez profesional. Ello significa indicar solo los tratamientos que el médico sabe que pueden ofrecer algún beneficio a su paciente porque lo ha utilizado infinidad de veces en su práctica diaria, y no recomendar aquellos de dudosa o nula eficacia, por mucho que lo aseguren estudios ajenos cuyas conclusiones deben creerse sin ver, y más si el tratamiento en cuestión es invasivo (su aplicación exige atravesar la piel) o exige un desembolso.

Así, cuando su traumatólogo, o cualquier otro médico al que usted consulte, le desaconseja un tratamiento por falta de confianza en su eficacia seguramente no estará evidenciando ignorancia o falta de puesta al día sino, además de todo lo contrario (convencerse de que una terapia no funciona lleva el mismo tiempo, estudio y esfuerzo que de sí es útil), una muestra de esa ancestral honestidad médica que ahora llaman ética profesional.

Los tiempos venideros seguramente traerán nuevas modas que acuñarán nuevos términos de gestión sanitaria. Pero hay uno que jamás prescribirá: la Medicina Basada en la Decencia (MBD).

(Ilustración: Ciencia y caridad, de Pablo Ruiz Picasso, 1895)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más

Prótesis de rodilla personalizada

Ya hay más de un centenar de pacientes

que se benefician de las prótesis de

rodilla personalizadas

 

27/09/2018

Un viticultor riojano de mediana edad aquejado de artrosis de rodilla ha sido el paciente al que la Dra. Martínez Galarreta ha implantado la primera prótesis personalizada de rodilla “Uni Persona®” en el norte. Un nuevo sistema que aúna las características de los implantes personalizados con innovaciones en el diseño que permiten ofrecer una oportunidad a pacientes con artrosis que requieren una intervención temprana. La Dra. María Victoria Martínez Galarreta implantó en noviembre de 2014 la primera prótesis personalizada de rodilla de La Rioja en el hospital Viamed Los Manzanos. Una de las primeras del norte de España y de las que ya ha implantado más de un centenar con excelentes resultados.

El sistema de prótesis personalizada de rodilla “Uni Persona®” de Zimmer, se ha implantado esta pasada semana en Viamed Los Manzanos a un viticultor riojano aquejado de artrosis del compartimento izquierdo de la rodilla. “Una persona muy joven para implantarle una prótesis, explica la Dra. Martínez Galarreta, pero por su actividad y la artrosis que padece, era imprescindible recuperarle la movilidad de la rodilla para que continué en activo. De hecho, añade Martínez Galarreta, las innovaciones que se han introducido en el diseño de este nuevo sistema de prótesis personalizada proporciona una opción de intervención temprana en pacientes con artrosis compartimental lateral o media no resuelta, dando respuesta a las necesidades de pacientes activos, como es nuestro caso.”

Pionera en la implantación de prótesis personalizadas

La Dra. María Victoria Martínez Galarreta, traumatóloga y cirujana ortopédica del hospital Viamed Los Manzanos junto a su equipo ARTROS traumatólogos, es pionera en la implantación de prótesis personalizadas de rodilla en el norte de España. Fue en noviembre de 2014 cuando la cirujana implantó la primera prótesis a un joven riojano, cuando la técnica daba sus primeros pasos en España. Son prótesis perfectamente adaptadas a las condiciones anatómicas de la rodilla”, explica la Dra. Martínez Galarreta. Para ello se realiza una planificación pre-operatoria personalizada aplicando unas plantillas 3D de diseño que se adaptan a las imágenes radiográficas de la rodilla en cuestión. “Una técnica, matiza la traumatóloga que reduce el tiempo de la cirugía casi al 50%, se obtiene más precisión, un ajuste personalizado del implante restableciendo la identidad única de cada rodilla y minimiza el riesgo de complicaciones graves, como el aflojamiento protésico y la infección.

Un éxito que ha repetido más de un centenar de veces en estos años y de la que se han beneficiado cientos de pacientes aquejados en muchos casos de procesos degenerativos como la artrosis, una de las patologías más prevalentes en esta compleja articulación.

Más

Consulta de alta resolución ARTROS

IMG_9513

 

La dinámica tradicional de las consultas médicas de especialidades en nuestro sistema sanitario ha consistido básicamente en la realización del interrogatorio clínico (anamnesis) y la exploración física del paciente. En ocasiones es suficiente para establecer un diagnóstico y prescribir un tratamiento, pero en especialidades como la Traumatología y Cirugía Ortopédica el médico solicita con frecuencia pruebas complementarias, sobre todo de imagen, sobre todo radiografías, ecografías, escáneres (TAC : tomografía axial computerizado) y resonancias magnéticas nucleares (RMN).

Habitualmente en los hospitales y centros de especialidades estas pruebas se realizan en departamentos de diagnóstico por la imagen centralizados, donde médicos especialistas en radiodiagnóstico realizan y en su caso informan las pruebas solicitadas por las diferentes especialidades del centro. Algunas de estas pruebas, como las radiografías, habitualmente no informadas, pueden realizarse en la misma mañana o tarde de la consulta, aunque a veces le exija al paciente permanecer durante bastante tiempo en el centro y acudir dos veces a la consulta del médico solicitador. Pero las otras pruebas (ecografía, TAC, RMN) precisan programación mediante citación en las agendas de los radiólogos, lo cual acarrea varias consecuencias que distorsionan el proceso diagnóstico: la demora en la realización y obtención de las pruebas solicitadas, en muchos casos inaceptable, las molestias del paciente que ha de desplazarse hasta tres veces al centro (primera consulta, prueba complementaria y consulta de resultados) y en ocasiones la ansiedad que genera una incertidumbre diagnóstica mantenida en el tiempo.

En las últimas décadas la tecnología aplicada al diagnóstico médico ha progresado extraordinariamente y, paralelamente al desarrollo de nuevos medios (ecógrafos, escáneres, fluoroscopios, resonancias, etc), su empleo se ha ido descentralizando, pasando de los departamentos de diagnóstico por la imagen a la consulta del especialista. El caso más llamativo es el empleo de la sonografía o ecografía. Primero fue utilizado por ginecólogos y obstetras a pie de camilla en sus consultorios, pero con el tiempo se ha ido extendiendo a otras especialidades como herramienta básica de diagnóstico de afecciones de otras especialidades como Urología, Cirugía, Angiología, Cardiología y, especialmente, de las que se ocupan de las lesiones y enfermedades del Aparato Locomotor: Reumatología, Medicina Física y Rehabilitación y Cirugía Ortopédica y Traumatología (COT).

La ecografía, un procedimiento diagnóstico por la imagen barato, accesible e inocuo, es de gran ayuda para el traumatólogo experto en su manejo, que ha dejado de ser exclusivo del radiólogo. Ideal para el estudio de lesiones musculares, tendinosas, quísticas y otras de las llamadas “partes blandas” de nuestro sistema músculoesquelético, llegará un día en que el ecógrafo estará tan presente en todas las consultas de COT, pero su uso tardará en generalizarse por dos razones: la necesidad de un proceso de aprendizaje teórico-práctico y el elevado precio de los aparatos.

En ARTROS TRAUMATÓLOGOS disponemos de un ecógrafo de última generación en nuestras consultas, lo que nos permite aprovechar las venrtajas que para el paciente ofrece esta exploración rápida, sencilla, indolora y exenta de efectos adversos. Igualmente, disponemos de otro medio diagnóstico por la imagen de extraordinaia utilidad: el fluoroscopio.

La fluorosocopia es una técnica radiográfica que consiste en la obtención de imágenes, utilizando el fenómeno de fluorescencia o la capacidad de emisión de luz de determinados compuestos químicos o metales, cuando interactúan con los rayos X. La imagen de luz generada puede ser visualizada de forma directa sobre una pantalla; puede ser transformada en señal eléctrica, mediante un fotomultiplicador que permite su cuantificación, o ser captada por una cámara de televisión, que la transmite a un monitor, permitiendo el estudio directo y dinámico de los órganos. Si el fluoroscopio está provisto de una imprersora, las imágenes obtenidas en la exploración pueden imprimirse en el momento para el paciente.

Podría decirse que el fluoroscopio es al aparato de rayos X convencional lo que el video a la fotografía. Pues la fluoroscopia permite exploraciones dinámicas, en movimiento, mientras que la radiografía es una fotografía instantánea. Esta propiedad permite al fluoroscopio relizar estudios articulares en movimiento, valorando su rango de movilidad y sobre todo su estabilidad, y también estudiar lesiones óseas desde diversas perspectivas espaciales, dado que en numerosas ocasiones incluso radiografías récnicamente bien tomadas no ofercen información suficiente sobre las caractarísticas de una fractura u otra lesión ósea, traumática o de otra causa.

El fluoroscopio, en fin, es imprescindible para el control en línea de intervenciones quirúrgicas realizadas en la mano y el pie.

Desde el inicio de nuestra actividad, en ARTROS TRAUMATÓLOGOS disponemos de fluoroscopio tanto en quirófano, para monitorización de intervenciones, como en las consultas, como medio de diagnóstico y seguimiento de numerosas lesiones y enfermedades del aparato locomotor.

Ambos aparatos, ecógrafo y fluoroscopio, nos permiten realizar numerosas consultas de alta resolución, con todas las ventajas que se han señalado al comienzo de este artículo. Las grandes dimensiones y el elevado coste de otros equipos de diagnóstico por la imagen, como TAC y RMN, no permiten imaginar su descentralización en un futuro, pero el empleo en consulta de estas dos técnicas, la sonografía y la fluoroscopia, proporcionan gran agilidad en el diagnóstico de muchos casos, con las consiguientes ventajas para el paciente.

Más

Curso de terapia ACP en el ArthroLab de Múnich

Curso de terapia ACP en el ArthroLab de Múnich

El pasado 14 de octubre la doctora Martínez Galarreta participó en una edición del  prestigioso curso teórico-práctico Arthrex ACP en las instalaciones ArthroLab de Múnich.

 

ACP son las siglas de Autologous Conditioned Plasma, más conocido como «plasma rico en plaquetas» o «factores de crecimiento tisular», que se obtiene mediante centrifugado de sangre del paciente con el fin de separar los glóbulos blancos y rosjos de las plaquetas. Éstas últimas poseen una capacidad potenciadora y aceleradora de la reparación de diferente daños en tejidos del organismo, en los que se inyectan inmediatamente después de su obtención. Tanto el proceso de separación celular como la inyección se realizan gracias a un sistema de doble jeringa desarrollado por Arthrex, que es el que utilizamos en ARTROS TRAUMATÓLOGOS desde hace varios años.

 

En este curso exprés de perfeccionamiento, los instructores expusieron temas como las indicaciones del tratamiento, su experiencia personal, la reducción del riesgo de infección, la optimización del tratamiento ACP y la reducción del riesgo de infección. Los participantes realizaron técnicas de inyección ecoguiada en diferentes especímenes humanos (rodilla, hombro, codo, pie). Además de reducir el dolor de la inyección, la inyección guiada por ecografía permite una exacta localización del tejido afectado (músculo, tendón, ligamento, cavidad articular) y eleva por tanto el nivel de eficacia del tratamiento.

Más

¿Quieres trabajar con nosotros?

¿Quieres trabajar con nosotros?

Desde su creación en didicembre de 2005, ARTROS TRAUMATÓLOGOS no ha dejado de crecer. Al equipo inicial formado por los dos socios fundadores, los doctores Fernando SáezAldana y María Victoria Martínez Galarreta, han ido incorporándose hasta cinco traumatólogos más que con diferentes grados de colaboración ha contribuido a constituir el equipo de especialistas en Cirugía Ortopédica y Traumatología más numeroso y completo de la Comunidad Autónoma de La Rioja, que desarrolla su actividad en el Hospital Viamed Los Manzanos de Lardero, localidad muy cercana a Logroño, capital de la región.

Con veinte consultas y cinco sesiones quirúrgicas semanales, además de la atencuón a pacientes hospitalizados, accidentados de tráfico, urgencias e interconsultas, ARTROS TRAUMATÓLOGOS lleva a cabo una actividad cuyo considerable volumen continúa aumentando. Para seguir prestando nuestra atención con la acreditada calidad que nos caracteriza, necesitamos ampliar nuestro equipo médico con la contratación de otro/a traumatólogo/a para ocupar un puesto de trabajo con las siguientes características:

Se precisa:

- Formación vía MIR

- Competencia en las técnicas quirúrgicas básicas de la especialidad

- Plena disponibilidad y dedicación exclusiva

- Capacidad para el trabajo en equipo y la orientación de la actividad al paciente

- Compromiso con la misión, visión y valores del equipo

 

Se ofrece:

- Contrato indefinido (con período de prueba de hasta tres meses)

- Excelentes oportunidades de desarrollo profesional en un excelente clima laboral

- Actividad en consultas, quirófano, hospitalización y urgencias.

 

Si estás interesado/a, envíanos tu currículo a: artros.cot@gmail.com

 

- Remuneración por actividad con mínimo garantizado por contrato

Más

La Dra. Martínez Galarreta, Máster Universitario en Ecografía Músculoesquelética

La Dra. Martínez Galarreta, Máster Universitario en Ecografía Músculoesquelética

La ecografía es una técnica de diagnóstico por la imagen que utiliza ultrasonidos y por tanto inocua que cada vez se utiliza más en Medicina.  Aunque inicialmente la ecografía fue sido una técnica diagnóstica desarrollada y utilizada por especialistas en Radiodiagnóstico, y posteriormente por Ginecólogos, hoy día es utilizada cada vez más en otras especialidades médicas como herramienta diagnóstica en Cardiología, Medicina intensiva, Urología, Cirugía, Angiología (vascular), Reumatología y también en Traumatología.

El interés de ARTROS TRAUMATÓLOGOS por la ecografía músculoesquelética ha llevado a los doctores Sáez Aldana y Martinez Gallareta a participar en varios cursos de Ecografía diagnóstica y de Sonocirugía o cirugía guiada por ecografía y a dotarse de un aparato de última generación para uso propio y, más recientemente, a la realización por la Dra. Martínez Gallareta del Máster Universitario en Ecografía Músculoesquelética impartido por la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) entre los meses de marzo a julio del presente año, y superado por la doctora con calificación sobresaliente (8,8).

 

Más

De la sala de yesos a la impresora en 3-D

De la sala de yesos a la impresora en 3-D

Aunque las lesiones traumáticas del Aparato Locomotor posiblemente comenzaron a tratarse en la Prehistoria, está ampliamente documentado el tratamiento de las fracturas y luxaciones en la civilización grecorromana. Sin embargo, hasta el siglo IX d.C. no comenzó a utilizarse el yeso para inmovilizar extremidades lesionadas. Se atribuye al célebre sabio Al-Razi o Rhazés (850-923)  la primera utilización del yeso en medicina, y otro persa llamado Abu Mansur Muwaffak describió la colocación de yesos para fracturas y otras lesiones óseas de los miembros. En la España árabe, el cirujano Abulcasis (936-1013 d.C.), nacido en Al Zahra, cerca de la actual Córdoba, escribió un inmenso tratado de medicina en treinta tomos. En los capítulos dedicados a la cirugía describe entre otros procedimientos el tratamiento de las fracturas, las amputaciones y la ligadura de las arterias.

Desde entonces, la escayola (del italiano Scaglióla, diminutivo de Scáglia, del latín Scaliolae, una piedra blanda ligeramente parecida al talco) ha sido un material insustituible en las inmovilizaciones que realizamos los traumatólogos. Su composición química es sulfato de calcio—agua (2/1): 2CaSO4·H2O. Las modernas vendas de escayola están impregnadas de polvo de yeso deshidratado que al contacto con el agua «fragua», es decir, se endurece hasta convertirse en un molde rígido. El fraguado desprende calor, por lo que será más rápido cuanto más caliente esté el agua en la que se empapan las vendas.

Las ventajas de la inmovilización escarolada son su fácil disponibilidad, su bajo coste y la posibilidad de moldearlas según las necesidades mientras dura el fraguado, hasta conseguir un vendaje sólido que inmovilice el segmento de la extremidad deseado. Cuando sólo se aplica en varias capas superpuestas por un solo lado del tobillo, la muñeca, el codo, etc. se denomina férula y cuando se coloca mediante un vendado circunferencia se denomina yeso cerrado o cilíndrico.

A pesar de la aparición de otros materiales como fibra de vidrio y resina de poliuretano, más caros y menos manejables que el yeso, éste continua siendo el más utilizado en todas las justamente denominadas «salas de yesos» existentes en todos los departamentos de Traumatología del mundo. Sin embargo, en la actualidad se están desarrollando nuevas tecnologías que podrían desbancar a la histórica escayola y enviarla al museo de la Historia de la Medicina tras once siglos de servicios a la Humanidad. Y este avance no sólo se está produciendo en el campo de los materiales sino, sobre todo, en el del diseño y la confección de las inmovilizaciones externas u ortesis, utilizando la tecnología de la impresión en tres dimensiones.

La empresa española Podoactiva (podoactiva.com),empresa puntera de base biotecnológica especializada en podología y biomecánica, ha desarrollado la teconología Younext (younext.es) con el objetivo de aumentar la calidad de vida de las personas mediante la mejora de su postura corporal, aplicando experiencia e innovación tecnológica para el diagnóstico, diseño y fabricación de tratamientos personalizados a través de un equipo multidisciplinar, con profesionales de la salud, el deporte y la ingeniería. Una de las áreas de aplicación práctica de esta tecnología es la Traumatología, elaborando inmovilizaciones personalizadas mediante escaneo de la extremidad y modelado e impresión en tres dimensiones de la ortesis en pocos minutos.  Las inmovilizaciones obtenidas por este procedimiento se adaptan anatómicamente a la muñeca, el tobillo, etc., son ligeros, cómodos, transitables, pueden mojarse y se retiran con facilidad.

En colaboración con Younext-Podoactiva, ARTROS TRAUMATÓLOGOS incorporará en en el Hospital Viamed-Los Manzanos de La Rioja esta revolucionaria tecnología que supondrá pasar de la antigua sala de yesos a la impresión 3-D.

Más

Conferencia en el Aula de Salud de Viamed-Los Manzanos

Conferencia en el Aula de Salud de Viamed-Los Manzanos

 

 El martes  martes 27 de octubre los doctores Fernando Sáez Aldana y Mª Victoria Martínez Galarreta, traumatólogos del Hospital Viamed Los Manzanos, impartieron una conferencia bajo el título “Avances en el tratamiento de las lesiones del cartílago articular” en el ciclo de Aulas de Salud del Hospital Viamed Los Manzanos. La conferencia se desarrollará en el Salón de Actos de la Fundación CajaRioja-Bankia a las 20:00 horas con entrada libre has completar aforo.

Ambos especialistas explicarán algunas de las técnicas quirúrgicas más novedosas que ha incorporado la cirugía ortopédica y traumatológica en los últimos tiempos y que se realizan en el Hospital Viamed Los Manzanos.

La artrosis es la enfermedad articular más frecuente en España, según los datos de la Sociedad Española de Reumatología, que estima que afecta al 43% de la población siendo más frecuente en mujeres, un 52% frente al 29% en los hombres. Las articulaciones más afectadas son las de la columna vertebral, las manos y, sobre todo, las grandes articulaciones de carga, la cadera y la rodilla.

El cartílago hialino articular es una modalidad de tejido conjuntivo que recubre los extremos de los huesos que forman las articulaciones donde se produce el movimiento. Carece de vascularización e inervación y se nutre por difusión del líquido sinovial articular. Es un tejido con escasa proporción de células (5%), por lo que, a diferencia de otros tejidos del cuerpo, su capacidad de reparación es muy escasa. El cartílago es para toda la vida y, aunque hay factores que influyen en su deterioro no modificables, como la herencia genética, otros sí pueden evitarse y el mayor de ellos es el exceso de carga sobre las articulaciones de la columna lumbar, caderas y rodillas debido al aumento de peso o a una actividad física intensiva.

Existen dos patrones principales de condropatía (lesión del cartílago): la traumática y la degenerativa. La primera es propia de pacientes más jóvenes, con una intensa actividad física que expone a lesiones traumáticas agudas (un fuerte golpe practicando un deporte de contacto como el fútbol, por ejemplo) o crónicas por suma de millones de impactos en el transcurso de saltos o carreras. Generalmente se trata de lesiones que sólo afectan a una articulación y de alcance limitado.

La segunda modalidad, la degenerativa o artrosis, es propia de pacientes de más edad. Pueden afectar a varias articulaciones al mismo tiempo y suelen afectar a la totalidad del cartílago articular, lo que en casos muy avanzados puede exigir la sustitución parcial o total de la articulación con implantes protésicos. Aunque la mayor parte de las artrosis son primarias (de causa desconocida), existen factores predisponentes como el sobrepeso en el caso de las rodillas.

La clínica del daño cartilaginoso articular consiste en dos síntomas fundamentales: el dolor y la rigidez o pérdida de movilidad. Dado que el cartílago carece de nervios se desconoce el origen de este dolor aunque se sospecha que se debe a exceso de carga ósea o a inflamación de las partes blandas que rodean a la articulación. Típicamente es un dolor que aparece al principio del movimiento para disminuir con la actividad, y que aumenta al subir o bajar escaleras.

El tratamiento clásico de la condropatía (conocidas también como condromalacia) incluye en primer lugar una serie de recomendaciones generales: ejercicios fortalecedores de los músculos vecinos a la articulación,  cambios en la actividad física, uso deplantilas y calzado adecuado y, sobre todo, mantener el peso corporal adecuado al índice de masa corporal. Los tratamientos propiamente dichos incluyen: toma oral de fármacos, unos modificadores de la enfermedad (SYSADOA o condroprotectores: glucosamina, condroitina, magnesio, colágeno) y otros sintomáticos (analgésicos y antiinflamatorios); fisioterapia y rehabilitación, infiltraciones, convencionales (corticoides, colágeno, ácido hialurónico) o de plasma rico en factores de crecimiento; y, como último recurso, la cirugía, sustitutiva (prótesis) en el caso de un deterioro articular avanzado.

Los últimos avances en el tratamiento de las lesiones del cartílago articular se inscriben en la moderna tendencia de la «medicina regenerativa» u ortobiología. Las técnicas más novedosas son: a reparación intrínseca con células madre (mesenquimales, obtenidas de la médula ósea del paciente, o adultas, de la grasa abdominal) que se aplican directamente o mediante soportes tridimensionales biodegradables, la terapia celular (implantes de condrocitos autólogos) y los trasplantes osteocondrales (autoinjertos o mosaicoplastias, aloinjertos).

Más

Avances en Cirugía de la Mano

Avances en Cirugía de la Mano

El pasado 13 de marzo la doctora María Victoria Martínez Galarreta participó en el II Curso Teórico-Práctico de habilidades quirúrgicas: La Mano, organizado por la Unidad de Ciurgía de la Mano y del Miembro Superior del Hospital Universitario Montepríncipe, de la Universidad CEU-San Pablo de Madrid. El objetivo del curso era la actualización de técnicas quirúrgicas de la mano y constó de dos bloques, teórico y práctico.

 

Los temas de actualización abordados en el bloque teórico fueron:

- Suturas en secciones de tendones flexores

- Artrodesis en los dedos

- Reconstrucción del ligamento colateral cubital de la metacarpofalángica del pulgar

- Defectos de cobertura de mano y dedos

- Secuelas postraumáticas de la articulación interfalángica proximal

- Complicaciones del Síndrome del túnel carpían y sus secuelas

- Rizartrosis

 

El bloque práctico consistió en presentaciones de videotécnicas a cargo de los ponentes de los mismos temas teóricos, que los asistentes al curso desarrollaron en pizzas anatómicas procedentes de cadáveres.

El curso fue dirigido por los doctores Pedro J. Delgado y Miguel del Cerro (Presidente de la Sociedad Española de Cirugía de la Mano).

Más